Quienes Somos

El Derrotero, es un diario digital que hurgue en el centro de las discusiones de la sociedad civil sobre el acontecer político, económico y social, dando cobertura a los eventos noticiosos de este triángulo, que indefectiblemente articulan el Chile de mañana, escapando a cualquier reduccionismo que sobrevenga en tomas de posturas preconcebidas, que contradigan nuestros valores o pongan en conflicto nuestra editorial.

¿En qué creemos?

En una sociedad civil educada, tolerante, creativa, participativa, empática, inclusiva y productiva, que se autodefine en su diversidad y colectividad; responsable, apropiada de la idea de que los países los construyen las personas; una sociedad que valora el dialogo antes que la violencia.

En un sistema económico que promueva mercados desconcentrados;  que genere incentivos tanto a la inversión como al emprendimiento, sin desmedro del marco regulatorio necesario para que la riqueza se refleje en mejores condiciones de vida en todos los estratos de la sociedad, es decir, con un componente social distributivo; guardián de sus reglas macroeconómicas y financieras, que le han otorgado fortalezas y estabilidad económica en momentos de convulsión internacional; con empresas responsables e innovadoras, que comprenden que el componente mas importante de sus organizaciones son sus los trabajadores.

En un sistema político mas democrático, que promueva una mayor participación de la sociedad civil reconociendo su heterogeneidad; una burocracia mas transparente e independiente; Una clase política experimentada capaz, empática y proba, al servicio de las demandas de la sociedad, que son a quienes representan, teniendo como hoja de ruta un proyecto país coherente con sus valores, alejándose de intereses personales o empresariales; creemos en una administración publica con territorios empoderados, con mayor autonomía, capaces de incidir en las discusiones a nivel nacional.

Principios:

El Derrotero considera que el ideario país donde se construye la opinión pública es terreno de todos, sin importar: la clase social, nivel de educación, nivel de influencia, ostentación de cargo, entre otra variables, por lo tanto, la participación horizontal y bidireccional constituye un valor democrático que refuerza la libertad de pensamiento, como derecho humano universal. Por lo tanto, condenamos la censura cualquiera sea su fundamento.

Creemos que Chile se encuentra en un momento prodigioso de cambios, donde el quiebre del ideario institucional colectivo,  nos vuelve responsable como sociedad civil sobre los asuntos públicos. Tanto desde la acción de la sociedad civil, garante de la democracia y de la calidad de las políticas públicas, como de la elección de nuestros representantes en aras del fortalecimiento institucional del estado y la reivindicación de los asuntos públicos como actividad que incide en gran parte de los ámbitos de nuestras vidas.

Estamos convencidos que El Derrotero de Chile es ese.

El Derrotero, Lunes 14 de agosto.